Ingredientes: Para 4 raciones de paella

  • 1 cebolla blanca, pelada y picada finamente
  • 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 dientes de ajo, machacados o picados finamente
  • 2 tomates, pelados y picados
  • 1/2 cucharadita de azúcar
  • Sal, al gusto
  • 1 cucharadita de pimentón
  • Unas hebras de azafrán
  • 4 calamares pequeños, limpios
  • 2 tazas de arroz
  • 3 tazas de caldo de pescado o caldo de pollo, (o más si es necesario)
  • 250 ml de vino blanco
  • 12 gambas jumbo cocidas (sin pelar)
  • 16 mejillones, limpios

Paso a paso de la preparación:

Empezamos haciendo el sofrito. Para ello, freímos la cebolla bien picada en el aceite caliente. Removemos la cebolla con una cuchara de madera frecuentemente, para que no se queme, y lo dejamos hasta que comience a tomar color.

En ese momento, añadimos el ajo bien picado y, antes de que empiece a tomar color, incorporamos los tomates también picados.

Agregamos el azúcar (para neutralizar la acidez del tomate), sal a nuestro gusto, el pimentón y unas hebras de azafrán.
Revolvemos todos los ingredientes y dejamos que se sofrían hasta que los tomates se reduzcan y comiencen a chisporrotear.

Es el momento de cortar los calamares ya limpios. El cuerpo lo cortamos en aros y las patas las dejamos enteras. Añadimos el calamar y lo dejamos cocinar durante unos minutos.

Incorporamos el arroz y lo distribuimos por toda la paellera para que los granos se adhieran a los ingredientes.
Calentamos el caldo junto con el vino en una olla aparte, y cuando esté caliente lo vertemos en la paella.

Aumentamos la temperatura y añadimos más sal. Volvemos a remover todo para que el arroz quede bien cubierto por el caldo, y cuando llegue a ebullición, bajamos la temperatura y dejamos que se cueza todo a fuego lento de 18 a 20 minutos.